Espacio público digital

Burbujas digitales

¿Se está dividiendo la sociedad digital en pequeños grupos que no quieren saber uno del otro?

En internet se disemina una nueva forma de hacer propaganda: El “Microtargeting”. Empresas que se dirigen a grupos de personas específicamente seleccionados y adaptan sus mensaje a las necesidades e intereses de ellas. También la política aplica esta estrategia.

Internet feminista

¿Qué es internet feminista? Vea los videos con comentarios de las colegas de LuchadorasTV para saber más sobre feminismo, activismo digital, violencia en la red y los principios del internet feminista. 

por

Bajo el Hashtag #Aufschrei (grito) mujeres publican en Twitter sobre sus experiencias de acoso, expresiones condescendentes o acciones inapropiadas provenientes de los hombres. La acción desencadenó un debate público sobre el sexismo en Alemania. Nunca antes se había prestado tanta atención a un hashtag alemán en Twitter

Nosotras entendemos internet como espacio público, en donde tenemos que estar las mujeres como en todos los espacios
Luchadoras

El mundo digital elimina, es cierto, la distancia entre el espectador y las escenas de brutalidad. Pero ¿esto produce respuestas voyeristas o solidarias? Lea aquí el artículo de Richard Raber. *Reproducido de Horizontal

¿Hiperconectividad?

Al igual que un roedor que no deja de activar una palanca con la esperanza de recibir una recompensa, cuando uno revisa el teléfono, el cerebro busca un estímulo similar: ¡alguien podría estar hablando de usted en Facebook! ¿No? Refresque. ¡Tal vez Donald Trump volvió a tuitear! Refresque. ¡A lo mejor su foto en Instagram recibió un corazón! Refresque. Refresque. Refresque. Lea aquí el artículo de Geoffrey A. Fowler. *Reproducido de The Wall Street Journal

Hipnotizados. Con la cabeza gacha. Absortos con la pantalla, saltando de una conversación de WhatsApp a otra para contestar a los mensajes que se agolpan. Chequeando el globito rojo del Facebook, el correo electrónico, el Snapchat, el último me gusta en Instagram.(...) ¿Se puede vivir así? ¿Se debe? Lea aquí el artículo de Joseba Elola. *Reproducido de El País.

La hiperconectividad es perjudicial para la salud, como el tabaco
Filósofo Puig Punyet

Las 24 horas, un ejército de jóvenes filipinos ve transcurrir su vida en monótonos edificios a través de las calles de Manila. Concentrados ante un monitor, su función es escanear hasta 3 mil imágenes diarias, descartando las inapropiadas. Son los content moderators, empleados por outsourcing locales que trabajan para corporativos globales como Facebook y Youtube. Moritz Riesewick nos introduce al sórdido basurero de Internet. Conoce de cerca a quienes mantienen limpio tu Face.

Quién limpia facebook y con qué reglas? ¿Es un programa, un algoritmo inteligencia artificial o alguien?
¿Quién decide lo que es inapropiado?

Activismo digital

Mensajes, grabaciones y videos difundidos en redes sociales, sobre falsos robos masivos a comercios y otros hechos de violencia, derivados de protestas por el alza en el precio de los combustibles, desataron ayer una psicosis colectiva en varios estados del país. Pero todo fue coordinado, de acuerdo con Lo Que Sigue, un grupo de análisis del comportamiento de Internet y las redes sociales. *Reproducido de SinEmbargo

En este post sugerido, Mario Sancho ofrece una útil indagación histórica que se remonta a 1990 e incluye desde el movimiento zapatista mexicano, y las ciberacciones de Amnistía Internacional y Greenpeace, hasta plataformas nativas web como DarfurGenocide.org, constatando el creciente potencial del ciberactivismo empeñado en transformar de manera articulada, creativa y pacífica nuestra vida cotidiana. Algo que va mucho más allá de dar clic.

por

La constante violación a los derechos humanos, la debilidad actual de las instituciones democráticas, así como los altos niveles de desigualdad, impunidad, crimen organizado y corrupción, colocan como protagonista a una ciudadanía demandante de justicia, transparencia, libertad de expresión e información, que ha hallado en la apropiación de la tecnología la oportunidad de incidir en el cambio social.

El espacio público digital es un espacio ultrarregulado y ultrarregulable

¿Es posible generar cambios en el mundo real desde el espacio digital?

Los supuestos beneficios de los coches autónomos pueden ser ciertos en parte, pero en materia de seguridad, de empleo y de infraestructura nuestros intereses pueden ser diferentes a los de la industria. *Reproducido de The New York Times

En el futuro glorioso se nos asegura que los vehículos autónomos salvarán vidas, reducirán el número de accidentes, aliviarán las congestiones de tránsito, frenarán el consumo de energía y disminuirán las emisiones tóxicas.

Brecha digital

por

“Llama poderosamente la atención que muy buena parte de los sectores de la sociedad civil, activistas y académicos dedique parcos esfuerzos en monitorear las políticas públicas para ampliar la conectividad, en contraste con numerosas iniciativas para la defensa de derechos digitales”

Contrarias a la visión ideal de un mundo hiperconectado, las estadísticas de acceso a internet en México muestran un enorme rezago: casi la mitad de la población carece de este servicio. Más allá del aspecto meramente técnico de cobertura, es un enorme obstáculo para el ejercicio de derechos como el de la información y la libertad de expresión. En contraste, si observamos las principales actividades en la Red de quienes están conectados, se evidencia que este acceso no se traduce automáticamente en mayor actividad para el ejercicio de derechos ni mucho menos en pro del cambio social. Vea aquí las estadísticas.

por

Aunque hoy el acceso a las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) debiera ser parte de nuestra vida cotidiana, ¿esto vale para tod@s? En México hay comunidades que aún padecen acceso limitado a dichos medios de comunicación y, sin la intervención del Estado o privada, enfrentan exclusión social y socio-económica, en este caso conocida como “brecha digital”, buscando reducirla por sí mism@s. La historia de una comunidad en Michoacán, de Nastasia Loucaridou.