100 Años Heinrich Böll

Foto: Digne Markovic.

100 años Heinrich Böll

El 21 de diciembre se celebran los 100 años del nacimiento Heinrich Böll. Desde su muerte en 1985 no ha habido intelectuales públicos comparables en Alemania: Böll criticó tanto a la izquierda política como a la derecha, a la Iglesia católica y a la prensa. Hizo campaña por los refugiados de Vietnam y por los disidentes en Europa del Este. Era un humanista, pero no un moralista, y estaba convencido de que "el lenguaje, el amor y la esclavitud hacen al hombre humano". La Fundación, que lleva su nombre, quiere recordar su compromiso y su trabajo en los próximos meses y conmemorar a un artista e intelectual cuyos temas son más actuales de lo que algunos podrían pensar.

Involucrarse es la única forma de seguir siendo realista
Heinrich Böll

Heinrich Böll

Heinrich Böll fue uno de los escritores más importantes y reconocidos de la República Federal de Alemania. "Atado a la época y a sus contemporáneos en lo vivido, lo sufrido, lo visto y lo escuchado", como el mismo escribió, fue un cronista crítico de la historia de la postguerra alemana a mediados del siglo XX. En el año de 1972 se le concedió el Premio Nobel de Literatura por sus novelas y relatos. Sus valerosas e incorruptibles impugnaciones enriquecieron e influyeron de manera esencial la cultura política en Alemania. Por encima de las barreras ideológicas, Heinrich Böll intervino durante toda su vida a favor de escritores perseguidos, activistas de derechos civiles y presos políticos. Lo que le ganó, entre otros en un periódico de la ex RDA, el burlón sobrenombre de "padre asilante de los compañeros disidentes sin tregua".

Su compromiso mundial a favor de los derechos humanos contribuyó enormemente al prestigio de la República Federal de Alemania y al entendimiento entre los pueblos. Sus libros y ensayos ofrecen un cuadro de los primeros 40 años de la democracia alemana después de la dictadura nazi. También participó activamente en el movimiento pacifista de principios de los años 80 contra la amenaza atómica mundial.

Heinrich Böll desempeñó el cargo de presidente del PEN Internacional durante varios años.
Alguno de sus libros más importantes son El pan de los años tempranos, Billar a las nueve y media, Opiniones de un payaso, Retrato de grupo con señora, El honor perdido de Katharina Blum, Mujeres ante un paisaje fluvial y el Diario irlandés. Varios de sus libros han sido adaptados para el cine.

Por un acuerdo entre la familia Böll y la Asamblea Federal de la Alianza 90 / Los Verdes, la Fundación fue nombrada Heinrich Böll porque el escritor personifica esa extraordinaria combinación de participación política, creatividad artística e integridad moral que sigue siendo un ejemplo, también para las generaciones futuras. El valor cívico, la intervención en asuntos públicos y la lucha absoluta por la dignidad y los derechos humanos fueron las características del escritor Heinrich Böll. La Fundación se siente deudora de esta tradición.

Heinrich Böll, disidente sin tregua

El medio, e impulso a la vez, para incidir y permanecer en resistencia sería la palabra. Ya en la guerra aquel joven lo tuvo muy claro. Heinrich Böll encarnó y alentó la figura pública del intelectual que no teme involucrarse ni partir de un fundamento ético. El 21 de diciembre celebramos los 100 años de su nacimiento.

Por Dawid Danilo Bartelt

Y hubo guerra y hubo mañana…

Una noche de invierno, un joven soldado cerró los ojos en medio de un estruendo de granadas, estallidos y resplandores que se proyectaban en el cielo de una guerra mundial. El soldado se acomodó en “un prado húmedo que aún olía a estiércol de vaca” y se durmió, incluso, aún alcanzó a soñar…

Por Lorel Manzano