La biología sintética y las indústrias extractivas

La biología sintética y las indústrias extractivas

09. de Marzo 2016 por Grupo ETC
pdf
Licencia: CC-BY-NC-ND

La industria de la ingeniería genética extrema, la biología sintética, abandona rápidamente sus antiguas promesas de anunciar un futuro limpio, verde y post-petrolero. En su lugar, muchos ejecutivos de la industria de la biología sintética y de empresas de reciente
creación tratan de crear alianzas con los intereses de las industrias energéticas vinculadas a la fractura hidráulica (fracking) de petróleo y gas de esquisto, lo cual incrementará, de hecho, la economía extractiva basada en recursos fósiles, que es la principal causa del calentamiento climático planetario y otros problemas ecológicos y sociales.

Este informe incluye:

Detalles sobre la producción de microbios metanótrofos por una docena de empresas privadas y un programa del gobierno de Estados Unidos, para la transformación del metano en combustibles, compuestos químicos y alimentos, mediante técnicas de fermentación gaseosa.

Análisis de las agendas de las industrias energéticas para utilizar la biología sintética en la captura del gas “estancado”, que aumentarían las reservas del gas entre un 40 y un 60 % y subirían el valor del mercado del gas obtenido por fracturación hidráulica.

Análisis de las propuestas actuales para bombear microbios de diseño en los depósitos de carbón, gas y petróleo -técnica conocida como Recuperación Mejorada de Hidrocarburos vía Microbiana- y cómo ello puede aumentar las reservas existentes hasta en 150 %, multiplicando con ello los riesgos del cambio climático.

Información sobre las empresas privadas y la investigación pública que se enfocan en la liberación al ambiente de microbios sintéticamente modificados para extraer minerales metálicos y no metálicos.

1 Comentario

Agregar nuevo comentario

Agregar nuevo comentario

Alberto

Siempre hay algo nuevo que me sorprende; no conocía ésto (y me considero alguien bien informado de las novedades tecnológicas). Siempre digo que la tecnología no es solo la solución sino parte del problema, y que el problema al fin es la falta de visión a medio y largo plazo y la falta de empatía con los demás y las siguientes generaciones, el egoismo en que se fundamentan la mayoría de los grandes negocios y empresas. Tampoco el problema es la falta de energía sino su uso, que dedicamos sobre todo a producir bienes y servicios prescindibles e incluso dañinos. No se produce tanto para mejorar nuestras vidas sino para que una reducida minoría acumule más y más riqueza; todo en conjunto es un montaje absurdo que mustra poco sentido común.. Esta civilización dejará boquiabiertos a los historiadores del futuro; creemos que la humanidad está evolucionando pero sólo lo vemos así por miopía.