Volver al futuro: feministas y zapatistas explorando el mundo virtual

Volver al futuro: feministas y zapatistas explorando el mundo virtual

Zapatista con celularCreator: Mirjana Mitrovic. All rights reserved.

El desarrollo de la computadora e internet avanza vertiginosamente y tiene un impacto importante en la sociedad. Actualmente, una gran parte de la población pasa mucho tiempo mirando las pantallas de sus computadoras, tablets, smartphones entre otros dispositivos móviles cada día. Se han vuelto en una herramienta indispensable para realizar tareas en los ámbitos laborales, académicos y personales, además de activismo y participación en movimientos sociales, que han ido ocupando el nuevo espacio digital en México desde sus inicios.
Como en EE.UU al principio también en México el Internet fue utilizado sobre todo en las universidades para la investigación y todavía se requería un conocimiento especializado para manejar la nueva tecnología. Con esto las y los investigadores tuvieron acceso a las primeras herramientas de Internet que les ofrecía servicios como el intercambio de datos con otras computadoras y el sistema de correos electrónicos.

A finales de 1980 hubo un gran cambio: se implementó la WWW (World Wide Web) y con eso, el desarrollo de la representación gráfica de Internet. Con un navegador web había la posibilidad de ver páginas web y conectarse a través de hiperenlaces a diferentes contenidos como textos, imágenes, videos y audios. En 1993 se estrenó el navegador web “Mosaic”, que facilitaba a mucha gente de entender mejor y usar el internet. Esto llevó a una ampliación de los grupos de usuarias y usuarios: gente con menos conocimiento tecnológico podían aprovechar la WWW. En el mismo año abrieron Internet a personas privadas, instituciones y empresas y así empezó el incontenible proceso de la comercialización de Internet.[1]

Con la apertura de la WWW, diferentes actores de interés empezaron a luchar por su interpretación del nuevo espacio. En el caso de México, es interesante observar que los grupos feministas empezaron a luchar para posicionarse en el nuevo espacio desde sus inicios. Así escribe la organización Take back the tech , la cual lucha en diferentes partes del mundo con grupos feministas por una #InternetFeminista: “Modemmujer Red Feminista de Comunicación Electrónica y LaNeta son organizaciones de la sociedad civil que desde la época de los 90’s promueven el uso estratégico de las tecnologías de información y comunicación desde una perspectiva social y de género.“[2] Modemmujer escribe en su página web que su misión es “Apropiarnos del espacio público que ofrece el Internet y estar a la vanguardia en el uso de las nuevas tecnologías de comunicación para la articulación a nivel internacional del movimiento amplio de mujeres.”

Modemmujer y LaNeta empezaron a trabajar con la “Asociación para el Progreso de las Comunicaciones” (APC) de EE.UU. Desde los años 90 hasta hoy, Erika Smith de APC en México, apoya a ciber- y mediaactivistas de México, por ejemplo a las Luchadoras, un colectivo de mujeres son de una nueva generación que usan todas las herramientas que les ofrece el internet, sobre todo las redes sociales- algo que no había hasta la mitad del nuevo milenio. Apenas festejaron su quinto aniversario y parece que seguirán con la misión de los movimientos feministas anteriores:  “Luchadoras somos una colectiva feminista que habita el espacio público digital y físico para impulsar procesos de transformación política, personal y colectiva, a través de la creación y difusión de historias, la reflexión y apropiación crítica feminista de las tecnologías y la creación de espacios de encuentro que reivindican y dignifican los saberes, la fuerza y el poder de las mujeres.“[3]

Además de los movimientos feministas locales (anteriores como más recientes) que han estado primordialmente activos en México y América otros movimientos sociales se volvieron conocidos a nivel internacional por haber entrado al nuevo espacio digital. Por ejemplo el Ejército Zapatista de Liberación Nacional, que en 1994 ya tenían una página web, apenas un año después de que Internet fuera accesible más allá de las universidades, para informar a sus simpatizantes locales como internacionales. En comparación: fue hasta 1995 que el periódico La Jornada y en 1996 que la Presidencia de la República tuvieran un sitio web oficial.

Con su página web, el EZLN logró tener presencia fuera de Chiapas en el “nuevo espacio”. En una entrevista que realizó el sociólogo francés Yvon le Bot en 1997 con Subcomandante Marcos, ahora Subcomandante Insurgente Galeano, describe el Internet: (http://www.elortiba.org/pdf/suenio-zap.pdf) „Un espacio nuevo, novedoso, que era tan nuevo que nadie pensaba que una guerrilla pudiera acudir a él, es la superautopista informativa, el Internet. Era un terreno no ocupado por ninguna fuerza.“ Además el Subcomandante menciona la posibilidad de no solamente informar a otrxs sino que el Internet también daba a todxs la posibilidad de viajar: “Uno podría ir a las universidades, a los museos, a través de Internet y conectarse, viajar desde la oficina a través de un módem.” Un espacio para usos muy diversos.

Y justo este año, 10 años después de esta entrevista el EZLN realizó su festival CompArte con un enfoque en arte digital. Ahora invita a ver los resultados y viajar por sus galerías virtuales de arte rebelde. Sin embargo la convocatoria para este festival hizo ver la complejidad y la relación ya más ambigua con el espacio virtual: “¿Es posible otro internet, o sea otra red? ¿Se puede luchar ahí? ¿O es que ese espacio sin geografía precisa, ya está ocupado, copado, cooptado, atado, anulado, etceterado? ¿No puede haber ahí resistencia y rebeldía?” Preguntas que son importantes para todos los movimientos sociales que trabajan con y vía el Internet.

 

[1] Weyer, Johannes 2008, Technikosoziologie. Gestaltung und Steuerung soziotechnologischer Systeme. Weihnheim, Juventa

Contenidos relacionados

  • “El internet que queremos”, el vibrante mensaje de una hacker feminista de Berlín

    El Internet y su historia están marcados por malentendidos y equivocaciones. Este patrón se mantiene hasta hoy: la última estimación equivocada se refiere al potencial democratizador de Internet y a la esperanza de que podría ofrecer una plataforma a las voces no escuchadas. Pero la libertad de expresión que muchxs adquieren en la Red hace que otrxs sean calladxs". ¿Cuál sería el Internet deseable? Imperdible la ponencia que dio Fiona Krakenbürger como parte de las actividades de Enlaces-Links, en el Museo Casa de la Memoria Indómita de la Ciudad de México. #LecturaObligada

    Por Fiona Krakenbürger
  • Los malentendidos en la historia del internet

    El Internet y su historia están marcados por malentendidos y equivocaciones. Este patrón se mantiene hasta hoy: la última estimación equivocada se refiere al potencial democratizador de Internet y a la esperanza de que podría ofrecer una plataforma a las voces no escuchadas. Pero la libertad de expresión que muchxs adquieren en la red hace que otrxs sean calladxs. 

Agregar nuevo comentario